<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d17412052\x26blogName\x3dEl+Peso+De+La+Vida\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://elpesodelavida.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://elpesodelavida.blogspot.com/\x26vt\x3d-2307059796668168080', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
El Peso de la Vida

El Veredicto Final: Nine Inch Nails - Pretty Hate Machine (Remasterización)


Cuando un artista hace una remasterización a uno de sus discos es porqué hay cierto inconformismo o incomodidad con los resultados obtenidos en su momento. "Pretty Hate Machine", el debut de Nine Inch Nails, ha sufrido el inexorable paso del tiempo más que ningún otro de sus sucesores a pesar de que el tiempo lo ha colocado como un disco de culto. La producción, hija de la inexperiencia y de la época en la que fue llevada a cabo, tiene gran parte de la culpa de ello.

Ahora, 21 años después de su lanzamiento, Trent Reznor ha decidido darle un lavado de cara, una actualización con la que podemos suponer que nos muestra como le gustaría a él que hubiera sonado en su momento. Personalmente, el debut de los Clavos de Nueve Pulgadas me parece un disco el cual adquiere toda su dimensión en la visceralidad del directo, dónde se desnudan las canciones de cualquier producción heredera de la década en la que fue grabado, y rebosan magia y fuerza temas como "Something I Can Never Have" o "Terrible Lie".

¿El resultado? Ahora todo es más limpio, nítido y moderno. Los teclados todavía tienen ese aire añejo y las guitarras emergen con más claridad, todo en su sitio, equilibrado al milímetro. Algo así como sonaba "The Slip", su último disco antes del hiato. ¿Era lo que yo esperaba? No. ¿Me ha gustado? Claro, decir lo contrario sería irme derecho al infierno. Evidentemente la música sigue siendo la misma, que es lo que importa, y "Pretty Hate Machine" es un disco muy bueno que en su momento no sonaba todo lo bien que podía sonar, pero en este sentido no oculto que me siento ligeramente decepcionado. Esperaba algo más arriesgado, más crudo y más parecido a como sonaba, por ejemplo, "Head Like A Hole" en el directo "...And All That Could Have Been".

De todos modos el resultado no es ni mucho menos malo, aunque también es cierto que da la sensación de que Trent no se ha complicado mucho la vida y ha tirado por el camino más recto y obvio. Quitando estos detalles, un disco así merecía una revisión que limara los pocos defectos que tenía y le diera una nueva capa de pintura. Incluso voy más lejos y digo que es el mejor lanzamiento de la banda en no menos de tres años (hay quien diría más tiempo, pero "Year Zero" no me disgusta para nada).

Ah! De regalo en esta nueva edición se incluye también la versión de Queen de "Get Down Make Love", que apareció en su momento en el single de "Sin".

Texto: Sergi Tomsen-Valdec

Etiquetas: , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

» Publicar un comentario