<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d17412052\x26blogName\x3dEl+Peso+De+La+Vida\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://elpesodelavida.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://elpesodelavida.blogspot.com/\x26vt\x3d-2307059796668168080', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
El Peso de la Vida

El Veredicto Final: Amplifier - The Octopus


Dejemos algo claro: Amplifier siempre ha sido una gran banda, llevan ya unos cuantos de duro trabajo y ofreciendo grandes composiciones de rock monolítico y grandilocuente (canciones de la talla de "One Great Summer" o "O Fortuna" no están al alcance de cualquiera), pero el gran paso adelante dado con "The Octopus" son palabras mayores. Más de dos horas de música repartida en dos cds y ejecutada con una maestría inusitada, un trabajo que les abre las puertas de los altares del rock progresivo, codeándose a la altura de los grandes del género como Porcupine Tree o Tool.

No voy a decir que se trate de una evolución sorprendente o forzada, puesto que los argumentos expuestos en este "The Octopus" no hacen si no ampliar la personalidad y potencial que la banda venía demostrando, aunque hay que decir que la fórmula ha sido mejorada y es aquí donde encuentra su perfecto equilibrio. Aunque a priori pueda abrumar el metraje del disco (16 canciones que se mueven en una media de 7 minutos por canción) llama la atención el enorme trabajo de estructuración y ritmo que le han dedicado al trabajo, compaginando los momentos más intensos con los calmados e hilando cada tema y sus grandes atmósferas de manera natural y equilibrada. La capacidad para ganar en intensidad desde "Minion's Song", el inspirado corte inicial, pasando por las magníficas "Interglacial Spell", "The Wave", "Planet Of Insects" o "The Emperor", hasta el maratoniano final con "Forever And More" responde a un cuidado interés de la banda por articular con maestría una obra compleja y enérgica. Amplifier saben moverse por pasajes de rock atemporal y épico sin caer en ningún momento en la afectación; han dado a luz un discurso claro y universal, con múltiples guiños al sonido de sus padres espirituales (Led Zeppelin, Black Sabbath...) pero con una voz personal y coherente.

"The Octopus" es ese disco con el que Amplifier llega a la edad adulta, un esfuerzo mastodóntico por ganarse su sitio personal en la música contemporánea, un trabajo exigente en el que perderse y dejarse llevar, ejecutado por una banda que se reivindica así como uno de los secretos mejor guardados del mundo del rock. Empezamos a recolectar candidatos para los listados de mejores discos de 2011.

Texto: Héctor Delgado

Etiquetas: , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

» Publicar un comentario