<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d17412052\x26blogName\x3dEl+Peso+De+La+Vida\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://elpesodelavida.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://elpesodelavida.blogspot.com/\x26vt\x3d-2307059796668168080', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
El Peso de la Vida

Entrevistando a Kick Out: "Con 3 o 4 Años Ya Escuchaba Chuck Berry"...


Si Boadilla del Monte te inspira sólo corrupción urbanística, estás algo equivocado. El municipio del noroeste madrileño tiene (también) en su haber el alumbramiento de una de las mejores propuestas de punk rock nacional. Aunque quizá la mítica tienda Escridiscos de Callao también tenga algo que ver. Pero vayamos por partes. De quienes hablamos es de Kick Out, la banda que firma el bombazo "Here We Go Again" doce adrenalínicas canciones (entre el punk rock, el surf y el rock and roll) en la más pura onda de Rancid y Social Distortion. Es el segundo trabajo autoeditado de estos chicos, Escri (guitarra y voz), Yose (guitarra), Colme (bajo) y Joan (batería), venidos de la periferia madrileña y ya unos clásicos en las salas de la capital. Street Dogs, Bouncing Souls y Far From Finished son sólo algunos de los grupos a los que han teloneado durante los cuatro años que llevan en activo, desde que incorporaran a Yose (quien, cuentan, “en una semana se aprendió el repertorio, justo antes de un concierto en pleno verano”) y se consolidaran como lo que hoy son.

"Here We Go Again", hermano mayor de su primer "Not The Same Kids", apenas lleva unos meses en la calle (salió en febrero), pero ya hay planes para un tercer trabajo. “Al sacar el disco hicimos 4 o 5 fechas como aperitivo y ahora estamos montando temas nuevos. Realmente, el disco lo grabamos hace un año, aunque esté recién editado como quien dice. Ya tenemos 4 o 5 temas, queremos llegar al verano con 6 e ir configurando el siguiente”. Hasta que llegue el momento, seguirán dando conciertos, hablando con sellos y, por qué no, haciendo entrevistas como ésta que nos conceden, en la que, precisamente, comenzamos comentando los dolores de cabeza que les ha dado el asunto discográfico. “Estaba todo hecho. A una discográfica (cuyo nombre prefieren no dar) le había gustado mucho el disco, ya grabado y editado. Organizamos un concierto a primeros de año y no aparecieron. A raíz de que el conocido sello independiente nacional nos hiciera la jugarreta dijimos 'es una putada pero estos tíos no nos hunden', así que lo autoeditamos y ahora lo estamos moviendo por discográficas extranjeras. Pero en principio es mejor no contar con nada de eso, por si acaso. De un palo aprendes”.

Decís que en España está siendo muy difícil dar con un sello que os edite. ¿Quizá porque no hay muchas propuestas de vuestro estilo?

Yose: Yo creo que es un rollo que a la gente le gusta, pero del que no hay muchas propuestas. No crea tendencia, moda.
Escri: Cuando escuchas el disco lo primero que se te viene a la cabeza es Rancid, vale, pero es abierto y eso es una ventaja, porque hemos tocado con grupos desde death metal hasta power pop. Por una parte está bien, aunque el hecho de que sea tan ecléctico hace que no estemos adjuntos a ninguna escena.
Yose: Y no tenemos ningún tipo de pretensión en ese sentido.
Escri: Hombre, yo estoy convencido, por cómo han evolucionado los últimos años, no de que en H&M vayan a poner camisetas de los Ramones como hace tres años, pero sí veo que empiezan a salir grupitos, ahora pequeños, y yo creo que es algo que está por estallar, a una pequeña escala.

¿Como ha pasado con el hardcore? Quién iba a decir hace unos años que un estilo más o menos inaccesible iba a terminar teniendo la escena que tiene.

Escri: Sí, cosas como Converge o Gallows, que de la noche a la mañana, ¡boom! Pero a nivel más pequeño, creo que el hardcore como ha venido se ha ido, porque todos esos grupos se han separado o no están haciendo nada. Era un poco ese rollo de los chavales de 'me compro unas nike de éstas que hacen cinco años eran de bakalas, me compro mil camisetas, y hago un grupo de hardcore'.
Yose: Sí, se crea una burbuja así de moda, música, juventud...

Precisamente tenéis una canción en el disco ("Away From Me") que habla de eso.

Escri: Sí. Tampoco es que estemos quemadísimos con el rollo, pero sí es algo que dices 'chaval, has conocido el hardcore hace tres días, preocúpate más de sonar bien, ¡antepón la música y el pasártelo bien a una estética y al qué dirán los demás! Que le den por culo a los demás.

Me gusta también la de "Summer Days", que habla sobre los típicos veranos aburridos en Madrid...

Escri: Mis veranos, generalmente, desde que acabé el instituto, son de quedarme en Madrid, porque no suele haber pasta para ir de vacaciones. Se une a eso el que mucha de mi gente es de fuera y en verano y Navidad se van. Son épocas en las que estás muy solo, no hay nadie en la ciudad. Llegó un momento, hace dos veranos, el en que dije '¿qué mierda hago aquí con todo el mundo fuera?'... ya no por el rollo vacaciones y vamos a la playa, sino.. ¡por el rollo de estar con mi gente! Y así fue saliendo la letra.

La canción de "You Gave Me Rock And Roll" tiene que ver con los valores que te han transmitido tus padres...

Escri: Claro, mis padres, pues eso, son Pepé e Inés de Escridiscos. Llevan 33 años con la tienda; abrieron en diciembre del 77.Y realmente ellos me inculcaron la música desde muy pequeño. Con 3 o 4 años ya escuchaba Chuck Berry, y hasta los 14 o 15 mi padre me ha estado enseñando muchas cosas. Entonces la escribí porque, joe.. de alguna manera por devolver todo lo que me dieron, hacer un pequeño homenaje... Son cosas que nunca saben, pero lo mismo yo no estaría ahora aquí de no ser por ellos.

Te quejabas de que otras canciones de punk rock hablaban mucho sobre hijos incomprendidos.

Escri: Sí, el rollo del punk rock de hogares desmembrados, etc. Yo, en esas letras, siempre estaba de acuerdo en todo menos en eso. ¡Si no fuera por mis padres yo nunca habría conocido toda esta música!
Yose: También por llevar la contraria, eh...

¿Y, tú que has vivido toda la vida en una tienda de discos en modo old school, cómo ves el tema de moda: las descargas?

Escri: Hombre, nosotros tenemos el disco para que se lo baje la gente. Mi madre o a mi padre te dirán lo mismo que yo: las descargas no son algo malo, lo que es algo malo es lo que las multinacionales del disco han hecho desde que salió el CD con la música. Vendieron el CD como el formato definitivo, como algo mucho mejor que el vinilo, que se ha visto que no. Un CD cuesta la mitad que un vinilo y lo vendieron al doble porque vendieron la moto de que había que pagar toda la inversión en fábricas. “Queremos que pagues veinte euros por algo que vale medio euro fabricar” y eso no es justo, eso es que la industria musical se la han cargado las multinacionales del disco.

¿Cómo ha sido el proceso de composición?

Escri: Cuando sacamos el primero ("Not The Same Kids", octubre de 2007), lo giramos hasta enero de 2008, al tiempo que íbamos componiendo canciones y añadiéndolas al repertorio. Y ya fue como 'bueno, ya vamos teniendo para el disco ¿no?'. Salieron cosas que a priori no se podían tocar en directo, que luego sí hemos tocado, y nos metimos a grabarlo en abril del año pasado. Sin descartes de canciones.
Yose: Cuando vemos que una canción no funciona, la descartamos. En todo el proceso del disco hicimos como... quince canciones, pero en lugar de grabarlas y descartarlas, en el local veíamos... Si de algo decíamos 'esto no', fuera.

¿Hay algún concepto general de disco?

Yose: No, según van saliendo las canciones...
Escri: Claro, pero como no es un rollo de grupo grande, que lo gira todo, se para dos meses, compone, y lo hace, se puede componer con más calma. Van saliendo y cada canción es independiente.. y claro, como están escritas en la misma época de tu vida y te pasa por la cabeza lo mismo, pues sí, tiene homogeneidad. La mayoría de las letras son mías, alguna de Colme. Y, en la música, uno lleva la idea del tema y entre todos montamos la canción.

Eso a veces trae problemas...

Yose: Sí, es cierto, pero si alguien trae una canción y vemos que no funciona en seguida... es como una especie de democracia.
Escri: No es algo que nos asuste en el sentido de competencia. Sí es cierto que la mayoría de ideas para este disco las lleve yo, pero si algo no está bien se cambia... o si otro lleva otra canción pues más que decir 'qué putada, qué tema se ha sacado éste' es más como 'joder qué de puta madre, vaya temazo se ha sacado'. Entre los cuatro les vamos dando la forma, por eso la música la firmamos los cuatro. No tendría sentido decir '¡esta canción es mía!', porque no saldría igual si la hubiera tocado con otros tres tíos. Las letras sí que las respetamos porque es algo muy personal. Normalmente quien lleva la letra es el que la canta. Una que ha traído Yose, que ya la estamos tocando en directo (que es una de las que será madera del nuevo disco, esperemos), trajo la música sin letra, pero yo me puse a tararear algo, él añadía cosas, y al final nos la cantamos los dos a medias. Es un rollo que surge muy natural, que no es en plan 'parece que lo han hecho a posta'. La verdad es que en ese sentido fluye.

En "Not The Same Kids", ¿el proceso fue similar?

Escri: Cuando entró Yose, de las quince canciones del disco ya había como diez compuestas. Pero es cierto que lo que se nota en ese disco es que hay canciones que sobran. Lo haces con ilusión, te crees que tu disco es la hostia y con el tiempo dices 'joder'. Pero yo creo que está bien que el primer disco fuera de esa forma, te ayuda a objetivizar mucho, llega un momento que dices '¡Esta canción no vale, porque la hayamos sacado nosotros no tiene por qué ser buena!'
Yose: Te lo tomas como una especie de referencia, se aprende de los errores: me he equivocado en esto, no me convence del todo el sonido.. En ese sentido, sí, aunque no estemos convencidos de ese disco, es cierto que nos ha ayudado a sacar éste.

¿Y respecto al sonido? "Here We Go Again" suena muy limpio, muy accesible.

Escri: Sí, el primero sonó súper guarro y éste suena súper limpio. Yo habría buscado algo más intermedio, pero para este disco, en el momento en el que ha venido, estoy cien por cien contento. Es un disco que, por cómo está producido, creo que va a envejecer bastante bien. El primero no puede decir lo mismo.
Yose: Es mucho más asequible... Y no te encasilla como grupo sibarita del low-fi.
Escri: Eso fue un error que tuvimos en el primero... fuimos a un tipo de un estudio (Circo Perrotti, en Gijón) que nos gustaba mucho, pero nos metimos muy de cabeza, muy a lo loco. Entonces hay canciones a las que les va bien pero a otras que no. Este disco es tan neutro que se basa más en las canciones, te deja ver más la canción, es un sonido en el que no hay ningún truco. Yose dijo “yo quiero un disco que suene a como sonamos nosotros en directo” y yo creo que es una muestra bastante fiel. Quitando los arreglos de órgano y los coros de chicas, en directo lo hacemos clavado. Yo estoy muy orgulloso de cómo suena y muy contento.

¿Elegisteis Circo Perrotti por algo en concreto? ¿Cómo ha sido esta vez con Javi Pelayo de DDT y Joaquín, de los Nikis?

Escri: De Circo Perrotti nos gustaba mucho el equipo que tenía y a priori pensábamos que bien llevado a nuestro terreno saldría la idea que teníamos en la cabeza: utilizar material antiguo pero dándole un sonido moderno. Pero se hizo muy rápido, se mezcló muy rápido y al final suena como suena, como un burruño. En éste, en cambio queríamos mantener la filosofía de sonar como lo que somos, sin sobreproducir ni grabar quinientas guitarras. Sonar como sonamos en directo. Hablamos con Javi Pelayo de DDT y Joaquín de Los Nikis (ellos por afición empezaron hace cuatro o cinco años a mezclar discos), estábamos muy contentos con el sonido que sacaban de cosas; con un equipo relativamente modestito hacían un trabajo impecable. Les conocíamos de hacía tiempo porque con DDT hemos tocado, y habíamos planteado hacer algo juntos. Ellos nos dijeron que grababan todos los instrumentos con Jaime Zamora, el técnico de Gruta 77, en su estudio, así que grabamos allí. Y, las voces, entre casa de Joaquín y el local de Javi. Entonces ha sido justo lo contrario. Lo grabamos rápido, pero con calma, y lo mezclamos con mucha calma. Nos mandaban una canción, nos preguntaban si nos gustaba, les pedíamos arreglos... y al final el disco quedó justo como queríamos.
Yose: Es la diferencia de hacerlo en una semana y con gente que se involucra.

¿Y para el próximo? ¿Tenéis pensado acudir a ellos también?

Escri: A mí no me importaría, la verdad. En principio, me gustaría grabar las baterías en un estudio profesional para sacar un sonido niquelado, las guitarras y bajos donde lo grabamos lo podemos hacer de sobra y meter una sección de vientos para alguna sección.
Yose: ...que es lo que nos ha faltado en este disco.
Escri: Pero claro, es pasta (unos 700 € la sesión y el músico, me cuentan). Sería el siguiente paso, sería perfeccionar el disco.

Texto: Analía Plaza | Foto: Esther Galván

Etiquetas: , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

» Publicar un comentario