<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d17412052\x26blogName\x3dEl+Peso+De+La+Vida\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://elpesodelavida.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://elpesodelavida.blogspot.com/\x26vt\x3d-2307059796668168080', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
El Peso de la Vida

Greg Dulli @ Sala Sidecar, Barcelona (10-11-10)


Empieza a ser habitual el ver a Greg Dulli por estos lares, y si es cierto lo que dijo al final de su concierto de anoche en la Sala Sidecar de Barcelona, a mediados del año que viene volveremos a tenerlo por aquí descargando su repertorio. En este caso repetía un formato parecido al que le trajo la última vez a nuestro país, acompañado entonces por Mark Lanegan, con un concierto acústico con la "excusa" de presentar alguno de los temas que formarán parte del próximo disco de los Twilight Singers, y de paso, tocar canciones de sus míticos Afghan Whigs y de aquel proyecto a medias con Lanegan, The Gutter Twins.

Aquel Dulli con el sempiterno cigarro humeando entre sus dedos y el vaso cerquita de la otra mano ya no está entre nosotros desde hace tiempo, pero la presencia escénica de este hombre y su inconfundible y rota voz siguen siendo un ciclón cuando se trata de interpretar, guitarra en mano, su temario. Acompañado de Dave Rosser (Twilight Singers) a la guitarra y Rick Nelson (Polyphonic Spree) al violín y la viola, y apuntalados por un ocasional piano cuando la ocasión lo requería, hicieron un setlist de predisposición acústica que salió mucho mejor parado que en la anterior visita del vocalista con Lanegan, dónde les faltaba un poco de chicha y enjundia a los temas que interpretaron. Ni punto de comparación el "Summer's Kiss" de ayer por la noche con el de hace un año y pico, más brillante y vívido precisamente por la presencia de más cuerdas, o el impecable violín/viola que hizo que "The Stations" pareciera venir aullando arrastrada por el viento.

Durante los casi 90 minutos de show vimos sobre el escenario a un Dulli pletórico, arrollador en las tareas vocales, y pudimos dar por fin forma en vivo a viscerales y desgarradoras interpretaciones de clásicos como "Let Me Lie To You", "Step Into The Light","What Jail Is Like" o "If I Were Going", todo en un continuo crescendo por parte de la banda, impecable sobre el escenario. Ademas se vio qué tal suenan los nuevos singles del próximo disco de Twilight Singers, "Blackbird & The Fox" y "Never Seen No Devil", junto a constantes guiños a clásicos durante las interpretaciones (me quedo con el momento en el que, no recuerdo el tema, se oyó una frase de "Mother" de Danzig). La guinda se puso con una mezcla brutal entre "A Love Supreme" de John Coltrane y "Please Stay (Once You Go Away)" de Marvin Gaye con la que se podría crear nuevas leyes de la física nuclear, y terminamos la noche con unas pletóricas"Twilite Kid" y "Teenage Wristband", precedidas de la otra versión que tocaron, "Down The Line" de Jose Gonzalez, con Dulli al piano.

La primera experiencia de Greg completamente en solitario ha servido para poder ver desnudas e íntimas interpretaciones de las distintas etapas de su larga carrera, y probablemente esta será la única manera de estar cerca de una reunión de Afghan Whigs (imposible según el propio vocalista). Y a pesar de que el volumen de la gente hablando a veces resultaba molesto, por no decir que la Sidecar es una sala bastante limitada para este tipo de eventos si no estás en primerísima fila, podemos decir tranquilamente que ayer se disfrutó de un concierto al que el mejor adjetivo que le puedo encontrar es este: bello. Ahora esperemos que Dulli cumpla su amenaza y el año que viene lo tengamos de nuevo aquí, esta vez con el set eléctrico para disfrutar de la otra cara de este gentlemen vestido de cantante.

Etiquetas: , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

12:32 p. m.

Hola!
Soy Enric, administrador de Popular 1 en facebook a la par que actual juntaletras colaborador en la revista impresa -eso de decir periodista suena demasiado gordo :) -.
El caso es que os he posteado el enlace en nuestro muro merced a la inclusión que habéis hecho del setlist del show en sidecar. En señal de agradecimiento, qué diantres.
Quería comentaros que, si no recuerdo mal, el fraseo de Mother lo hizo en "Forty Dollars", si no recuerdo mal.
El show fue de lo más vital teniendo en cuenta que era acústico. La guitarra de Rosser imprime mucha fuerza a las composiciones de Dulli y casi no se echa de menos a Curley y McCollum... Aunque todos deseemos con locura que se reúnan algún día, ni que sea para grabar algo y dar algunos conciertos.
Todavía conservo mis entradas del show que nunca tuvo lugar en Bikini hará doce años.
Un saludo!    



9:02 a. m.

Hey! Siempre es un placer que a una persona asociada a un medio tan importante en la escena rock le haya gustado la crónica.

Espero que a partir de ahora leáis a menudo el blog.    



» Publicar un comentario